Archivo de la categoría: Salud

Algunas reglas de higiene personal a adoptar

Para evitar ciertas infecciones, es importante adoptar determinados comportamientos sanitarios. Entre ellas, hay que observar algunas reglas de higiene corporal para el bienestar del cuerpo.

La ducha

Para una buena higiene corporal, se recomienda tomar al menos una ducha al día: ni demasiado larga ni demasiado caliente. Esto ayudará a eliminar la suciedad y los microbios que se han acumulado en la piel. También elimina el sudor que puede ser la causa de los malos olores.

La higiene íntima afecta tanto a los hombres como a las mujeres. La falta de higiene puede provocar infecciones y olores desagradables. Para evitarlo, es importante limpiar bien las partes íntimas todos los días. Se recomienda utilizar un jabón de pH neutro y una toalla de algodón para secarse. Sin embargo, hay que evitar las toallitas porque suelen contener gérmenes. La ropa interior de algodón también debe usarse y cambiarse todos los días.

Higiene bucal

La higiene bucal debe realizarse a diario. No sólo asegura el bienestar, sino que también protege contra ciertas infecciones como la caries, la gingivitis, el mal aliento, etc. Por lo tanto, la higiene bucal permite tener una boca limpia y sana en todo momento y evitar la aparición de la placa dental.

Cepillarse los dientes es la regla principal del cuidado bucal. Se recomienda encarecidamente cepillar los dientes después de cada comida. Los cepillos de dientes deben cambiarse cada 3 o 4 meses. También se pueden utilizar soluciones de enjuague bucal. El hilo dental también puede utilizarse para limpiar las zonas entre los dientes a las que no llega el cepillo.

Higiene de manos y axilas

La higiene de las manos ayuda a mantener las infecciones al mínimo. Para ello, debe lavarse regularmente las manos con agua y jabón. Esto debe hacerse durante 15 a 20 segundos, teniendo cuidado de frotar entre los dedos y debajo de las uñas.

También hay que limpiar bien otras partes del cuerpo. Es el caso de las axilas, que deben lavarse bien porque son propensas a los malos olores. A menudo se recomienda el uso de un desodorante para las axilas.