¿Qué procesador de alimentos debería comprar? Estos son los mejores

¿Qué es un procesador de alimentos?

Un procesador de alimentos es una máquina de cocina moderna y versátil que puede, con facilidad y rapidez, cortar, rebanar, picar, moler, pisar y amasar casi cualquier ingrediente. Algunos modelos pueden preparar zumos de vegetales y cítricos, batir mezclas para tartas, amasar mezclas para hacer pan, batir huevos y picar carnes o vegetales. Principalmente, los procesadores de alimentos permiten la preparación de ingredientes que luego serán cocinados. Desde su introducción en el mercado estadounidense en 1973, diseñado por el ingeniero Carl Sontheimer, este dispositivo revolucionó la preparación de las comidas en las cocinas hogareñas de todo el mundo. A continuación, mostramos una tabla comparativa con las características más relevantes de los mejores procesadores de alimentos disponibles en el mercado.

Valoración global

Funcionalidad

Diseño y acabado

Relación calidad/precio

Potencia

Peso

Dimensiones

Capacidad del recipiente

Funciones disponibles

Niveles de velocidad

Tapa antisalpicaduras

Función amasadora

Accesorios incluidos

Prestigio del fabricante

Garantía

Precio

Bosch Num48A1 RC1860

9.2

600 W
4,7 Kg
30,5 x 26,5 x 26,5 cm
3,9 L
Mezcla, bate, rebana, amasa, ralla, monta, extrae zumo de frutas
4 velocidades
9
N/D
Kenwood FPM 270

8.3

750 W
4,1 Kg
20 x 20 x 36 cm
Bol para mezclas y jugo de 2,1 L y vaso para batir de 1,2 L
Pica, mezcla, bate, rebana, amasa, ralla, monta, extrae zumo de frutas, muele
2 velocidades + función de pulsos
9
2 años
Ufesa Optima

8.1

850 W
5 Kg
17 x 36 x 28 cm
Bol para mezlas de 2 L y vaso para batir de 1,25 L
Pica, mezcla, bate, rebana, amasa, ralla, monta, extrae zumo de frutas, muele
2 velocidades + función de pulsos
8
N/D
Proficook KM 1063

7.9

1200 W
5 Kg
25 x 23 x 37 cm
Bol para mezlcas de 1,75 L y vaso para batir 1,2 L
Pica, mezcla, bate, rebana, amasa, ralla, monta, exprime cítricos
2 velocidades + turbo
9
N/D
Philips HR7762/90

7

750 W
3,6 Kg
30 x 57 x 36,5 cm
Bol de 2 litros y vaso para batir de 1,75 litros
Pica, mezcla, bate, rebana, amasa, ralla, monta
2 velocidades + función de pulsos
9
N/D
Ufesa Activa

5.8

450 W
2,8 Kg
36 x 17 x 28 cm
2 litros
Pica, mezcla, bate, rebana, amasa
2 velocidades + función de pulsos
8
N/D

Descubre más sobre robots de cocina

Otras comparativas similares

Descubre más chollos en nuestro buscador

[thrive_leads id=’3746′]

Consideraciones que hay que tener en cuenta antes de comprar un procesador de alimentos

Procesador de alimentosSi te has decidio a comprar un procesador de alimentos, debes tener en cuenta que existen tres modelos básicos de estos dispositivos: grande, compacto y mini, y cada uno de ellos cuenta con diversas características que describiremos en este artículo. A pesar de esto, hay componentes principales que están presentes en todos los modelos, como un motor, un recipiente, una tapa, un tubo de entrada y un conjunto de accesorios.

El motor se encuentra alojado en la base del procesador, y es la parte más pesada del dispositivo.  Los modelos más avanzados de estos dispositivos de cocina tienen motores más grandes y potentes, que pueden pesar hasta 9 kg. Asimismo, el peso cumple una función importante, ya que brinda estabilidad, en conjunto con los sistemas de fijación, al procesador durante su funcionamiento.

Al mismo tiempo, los motores, en los modelos modernos, suelen tener más de 600W de potencia, que puede ser regulada, con precisos controles de velocidad, en función de las tareas que se quieran realizar. Puntualmente, las tareas más exigentes son las de picar carnes, hielos, frutos secos y frutas con cáscaras duras.

Por otra parte, aunque los primeros procesadores de alimentos estaban elaborados en plástico duro blanco, hoy existen modelos más estilizados, con diferentes colores y terminaciones en plástico y metal. Por esta razón, puedes elegir el modelo que mejor contribuya a la decoración de tu cocina. También, otra parte importante del diseño está en el tamaño de la máquina. Los modelos más modernos, en promedio, tienen sólo 25 cm de ancho, 25 cm de profundidad y alrededor de 35 a 40 cm de altura.

Ensamblado con el motor, se extiende un vástago que acciona los accesorios. El recipiente, que suele estar hecho de un plástico transparente duradero, se ubica contra este vástago y se traba en su posición. La tapa normalmente está construida en el mismo material y se inserta en la parte superior del recipiente. Además, para ensamblar las diferentes partes, los mejores procesadores de alimentos cuentan con botones que permiten bloquearlas o soltarlas fácilmente.

La tapa tiene un tubo de entrada con un émbolo. Puedes introducir los alimentos al dispositivo a través de este tuvo, empujándolos con el émbolo. Algunos modelos poseen tubos de entrada de diversas medidas, para usarlos con alimentos más anchos o más pequeños.

La capacidad del recipiente varía en función del tamaño de la máquina. Los recipientes más grandes tienen una capacidad de 9 a 13 tazas. Los de tamaño compacto pueden albergar entre 5 y 7 tazas, mientras que los de tamaño mini tienen una capacidad para 2 a 5 tazas. Algunos procesadores tienen recipientes grandes y pequeños que pueden ser utilizados con la misma base.

Los procesadores de alimentos cuentan con un mundo de accesorios

Para comprar un procesador de alimentos, se debe tener en cuenta las tareas para las que lo necesitamos. Por esto, es importante conocer qué accesorios acompañan a cada modelo.

Los accesorios se ajustan en el vástago dentro del recipiente. Los más comunes son una cuchilla en forma de S, y discos para rebanar y picar.

La cuchilla se ubica en la parte inferior del recipiente. Tiene dos pequeños filos curvos, ubicados en lados opuestos de un eje central de plástico que se inserta en el vástago dentro del recipiente. Los filos suelen estar hechos de metal o plástico duro. Es preferente optar por un modelo en el que las cuchillas están hechas de metal, ya que su filo es más duradero.

Los discos para rebanar y picar están hechos de metal y se colocan en el vástago, sobre la parte inferior del recipiente. Al empujar los alimentos y ponerlos en contacto con el disco, son procesados y atraviesan los agujeros de la superficie del disco para finalmente depositarse en el recipiente. Los modelos más avanzados de procesadores suelen estar acompañados por discos específicos para diversos alimentos.

Por otro lado, además de los accesorios estándar, existen otros que agregan una mayor versatilidad y permiten batir, picar y realizar cortes de tipos más específicos.

El accesorio amasador, puede estar hecho de aletas de plástico o metal más rectas que la cuchilla en S. Este accesorio permite preparar masa para pizza o pan.

El accesorio batidor tiene dos brazos rectos, con aletas abiertas en los extremos. Sirve para batir huevos o crema e incorpora el aire suficiente para obtener un producto suave.

El cortador en juliana tiene una fila de dientes cortos, filosos y sobresalientes. Puede ser utilizado para cortar la comida en bastones largos y delgados. Similar a este accesorio es el cortador de papas fritas, pero permite procesar alimentos más anchos y largos.

Por otra parte, un procesador de alimentos puede tener accesorios exprimidores específicos. Un exprimidor de cítricos es un accesorio en forma de cúpula que se posiciona en la parte superior del vástago principal y sirve para exprimir naranjas, limas, limones y toronjas.

Otro accesorio exprimidor más versátil permite procesar casi cualquier tipo de frutas y vegetales. Sólo es necesario introducir el alimento en el tubo de entrada, la pulpa se recoge en el medio del recipiente, mientras que el jugo queda depositado en el fondo.

Por otro lado, puede ser conveniente, al comprar un procesador de alimentos, elegir un modelo que tenga un contenedor para alojar en su interior los múltiples accesorios y recipientes. Esto puede ayudar a realizar diversas tareas con el procesador sin necesidad de lavar el recipiente entre una tarea y otra, al mismo tiempo que se mantiene el orden y la limpieza de la cocina.

Una característica relevante para elegir un modelo de procesador de alimentos es la facilidad de lavado de sus accesorios. Si tienes en tu hogar un lavavajillas, es aconsejable que busques un procesador cuyos accesorios sean aptos para un lavado automático. Algunos fabricantes explican que se debe evitar el lavado a temperaturas superiores a 40°C y desaconsejan que se haga el ciclo de secado, para evitar romper el material plástico de los accesorios.

Por otro lado, es importante destacar la diferencia entre las funciones de una licuadora y un procesador de alimentos. Mientras que ambos dispositivos poseen similitudes, e incluso algunos modelos de licuadoras poseen accesorios que permiten picar alimentos, éstos sólo sirven para procesar o mezclar alimentos blandos y líquidos.

En cambio, los procesadores de alimentos pueden cortar, picar, rebanar, pisar o mezclar alimentos tanto blandos como duros. Esto se debe a que estos dispositivos poseen accesorios intercambiables más filosos que los de las licuadoras y también cuentan con recipientes de mayor capacidad. Al mismo tiempo, hay que tener en cuenta que, por ofrecer mayor cantidad de funciones, la compra de un procesador de alimentos implica un costo mayor que si optásemos por adquirir una licuadora.

Conclusión

 Cuando quieres preparar comidas complejas, con una diversa cantidad de ingredientes, puede ser agotador tener que recurrir a elementos manuales como batidores y cuchillos. Al mismo tiempo, los filos de estas herramientas de cocina no siempre son los apropiados para poder dar la forma perfecta a los ingredientes. Por esto, es conveniente que tengas en tu cocina hogareña un procesador de alimentos.

Este dispositivo permite picar, mezclar, batir, cortar y rebanar alimentos de diversas texturas y tamaños. Sus accesorios y la capacidad de su recipiente lo diferencian de licuadoras, que son apropiadas para procesar sólo alimentos blandos y líquidos, ya que cuentan con recipientes pequeños, motores de menor potencia y accesorios menos filosos.

Debe destacarse que los procesadores de alimentos sólo sirven para transformar los alimentos que luego serán incorporados en otras preparaciones para ser cocinados con otros dispositivos. Por ejemplo, si deseas cocinar pan, puedes elaborar primero la masa con un procesador, mientras que luego necesitarás un horno para el proceso de cocción.

Si posees un lavavajillas, es conveniente que elijas un modelo de procesador de alimentos cuyos accesorios sean aptos para el lavado automático. Debes tener en cuenta que, por la cantidad y variedad de accesorios, cuando quieras elaborar preparaciones complejas, será muy conveniente poder lavar y secar estos elementos de manera automática para ahorrar tiempo y esfuerzo.

Por último, aunque quizás tenga un precio más elevado, es conveniente que elijas un modelo cuyos elementos de corte estén elaborados en metal. Los filos de estas cuchillas suelen conservarse durante más tiempo que los de plástico, incluso aunque los utilices con mucha frecuencia y en tareas de alta potencia de funcionamiento.

Descubre más sobre robots de cocina

[thrive_leads id=’3746′]
0 comentarios…

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
0