Guía de compra ordenadores portátiles. Los mejores análisis, comparativas y criterios de selección

Existen muchos modelos de ordenadores portatiles en el mercado, cada cual con sus decenas de especificaciones técnicas que a menudo suelen crear confusión.  Así que es algo natural sentirse saturado e indefenso durante el proceso de compra.  Por eso en kualuzz.com  hemos intentado aclarar las ideas de nuestros usuarios y facilitar la tediosa labor de elegir el mejor portatil de a cuerdo a las necesidades de cada consumidor.  

Comparativas por tipo

Tipos de ordenadores portátiles

Los ordenadores de sobremesa de la actualidad son capaces de hacer cualquier cosa con un tamaño bastante reducido, no obstante,  son los ordenadores portátiles quienes como herederos de sus mejores capacidades han revolucionado la idea de lo que implica tener un equipo de cómputo personal. Estos son los tipos más comercializados hoy en día.

  • PCs portátiles tradicionalesLaptop convencional

Son los más conocidos y tambien uno de los tipos de portátiles más baratos. En algunos sitios su sinónimo es la palabra “laptop”, que no refiere a otra cosa que sea un ordenador portátil promedio al que se le dan múltiples usos. Las características técnicas que las definen son el estándar, lo que quiere decir que cuentan de entrada, con procesadores de mediano rendimiento (como el Intel Core 2 Duo) y con2 y hasta 4 GB de memoria en RAM. Lo anterior quiere decir que son equipos de velocidad media que resultan adecuados para los estudiantes, los escritores y redactores, los contadores y las personas que solamente utilizan sus equipos para trabajar con archivos ligeros de texto, hojas de cálculo e imágenes pequeñas o medianas.

Estos equipos suelen tener sistemas de a almacenamiento de entre 256, 320 o 500 GB para almacenar archivos ya procesados que ocupan poco espacio en memoria como son documentos escritos en Word y PDF, archivos MP3 de música, imágenes de varios KB de “peso” e inclusive algunos video cortos. Tienen pantallas amplias de entre 13 y 17 pulgadas que son adecuadas para escribir así como para ver video digital ligero. También sirven para reproducir audio con gran fidelidad y navegar con eficacia en internet, por lo que son equipos personales perfectos para tener en el hogar y la oficina.

Son ordenadores que se caracterizan por tener carcasas más delgadas, ligeras y pequeñas que las de los portátiles clásicos. De hecho, tienen pantallas de entre 11 y 13 pulgadas que mejoran la portabilidad. Sirven para realizar las mismas actividades que las del tipo anterior,  sin embargo, por ser más delgadas y pequeñas, en ocasiones tienen características técnicas más discretas, aunque esta no es una regla. Sucede las ultrabooks tienen entre 2 y 4 GB en RAM y procesadores que corren a una velocidad de entre 1 y 2.5 GHz. También ofrecen entre 256 y 500 GB de almacenamiento, por lo que son equipos muy prácticos que muchas veces sustituyen a los portátiles tradicionales e inclusive a los de escritorio o sobremesa.

Las netbooks son mini laptops que prácticamente se pueden manejar con usa sola mano. Aunque sirven para realizar múltiples actividades, su cometido es permitir que el usuario pueda navegar en todos lados de manera inalámbrica. Su nombre “netbook” o “notebook” alude a esta gran portabilidad pues tienen el tamaño de un libro promedio o una libreta de apuntes.

Debido a que buscan ofrecer la mayor autonomía posible de su batería, tienen pantallas pequeñas (de 10 pulgadas o incluso menos), teclados sin retroiluminación y sobre todo, procesadores de velocidad baja-media, como el Atom N459, que requieren de poca energía para operar y hacen buen conjunto con memorias RAM de 1 o hasta 2 GB.

Aunque reproducen sin problema alguno tanto video como audio, no son muy adecuadas para instalar juegos demandantes ni programas que utilizan mucha memoria RAM, como son los procesadores de imágenes. Como cuentan con discos duros de entre 128 y 320 GB para almacenamiento de archivos, son ideales para transportar archivos, editar documentos escritos a última hora y proyectar presentaciones con diapositivas, video y audio.

Es un formato de ordenador portátil que surgió recientemente, casi enseguida de la aparición de las tabletas y del lanzamiento del sistema operativo Windows 8, que incluye una gran cantidad de aplicaciones similares a las de los móviles que no se utilizaban en su versión anterior.

Básicamente, lo que distingue a un ordenador convertible, es la capacidad para modificarse físicamente. Esto lo logra con una pantalla que puede girar 360º hacia el frente y hacia atrás y también desprenderse y operar con autonomía gracias a sus características táctiles. Con estas funciones, los usuarios pueden utilizar su equipo en modo atril cuando ven videos o siguen tutoriales, lo mismo que manejarlo como un portátil tradicional o utilizarlo como tableta sin ayuda del teclado.

Estos equipos son también ligeros y delgados, pero a diferencia de las ultrabooks, estos tienen pantallas de 13 pulgadas y más. También cuentan con procesadores de buena potencia (como el Celeron N3050) y entre 2 y 4 GB de memoria RAM.

Para mejorar su rendimiento, muchos de los convertibles prescinden de los discos duros (Hard Drive Disc o HDD) e integran sistemas SSD (discos sólidos) o eMMC (tarjetas multimedia). Estas unidades son mucho más pequeñas que los discos duros tradicionales, además de que son más resistentes al uso, más eficientes durante la lectura, más rápidos durante la operación y consumen menos energía y menos memoria RAM. Los convertibles pueden funcionar tanto o mejor que una ultrabook o un portátil tradicional, además de que incorporan la ventaja de funcionar como tableta.

Son laptops de carcasa robusta especialmente diseñadas para quienes acostumbran jugar toda clase de juegos de video virtuales de demanda alta. Para rendir a este nivel, cuentan tal y como lo hacen los poderosos equipos que utilizan los diseñadores gráficos y los videaficionados, con tarjetas para procesar gráficos especializadas en juegos, como es el caso de la Nvidia GeForce GTX970M. También suelen tener grandes dispositivos de almacenamiento (discos duros de al menos 1TB, sistemas SSD de entre 256 y 500 GB o dispositivos híbridos HDD+ SSD (SSHD) debido a la gran cantidad de información que de los usuarios de este tipo de equipos suele utilizar. Es común que contengan múltiples entradas y salidas de audio, datos y video y que ofrezcan pantallas de última tecnología y gran tamaño (de 15 a 17 pulgadas o más) como las de retina.

Ahora que conoces los tipos de ordenadores portátiles que encontrarás en el mercado ahondaremos un poco más en la cuestión de los factores técnicos, de manera, que sepas qué implica una u otra característica en un modelo específico.

Criterios técnicos a tener en cuenta antes de comprar un ordenador portátil

  • Hardware:

Engloba a todos los circuitos internos que permiten el funcionamiento a nivel informático del ordenador. Es lo más importante porque determina el rendimiento, la capacidad y la velocidad de operación del equipo. El hardware se compone de:

  • Procesador

En términos simples, se trata del “cerebro” de tu ordenador, ya que es el circuito que se encarga de realizar todas las operaciones y cálculos informáticos que hacen posible que tu sistema operativo pueda ejecutar todas las funciones que requieres. Por lo general es una pequeña pastilla desmontable que se sujeta dentro de la estructura interna llamada placa base que sujeta el resto de los componentes internos como la memoria y la tarjeta de gráficos. Hay dos factores que se deben tener en cuenta a la hora de elegir un procesador. El primero y más importante es la velocidad, que se mide en gigahercios o gigahertz (GHz). La velocidad de los procesadores promedio comienza en un 1GHZ, que equivale 1000 megahertz. Así pues que, si quieres un procesador veloz, debes buscar los que tienen entre 1.5 y 3.0 GHZ.

El segundo aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir un procesador es el número de núcleos o “cores”, que son pequeñas unidades internas que se encargan por separado de las múltiples tareas que el usuario realiza. En el pasado, los procesadores contaban con un sólo núcleo (como era el caso del viejo Intel Pentium IX), pero en la actualidad sólo se fabrican  pastillas con al menos dos núcleos (Dual Core). Es importante señalar que entre más núcleos se tengan (pueden ser 2, 4, 6 y hasta 8), el equipos rendirá más pudiendo realizar múltiples tareas simultáneas y evitando los bloqueos y las caídas de sistema

  • Memoria RAM

Es un módulo de memoria “temporal” que sirve de respaldo para las acciones que se realizan en un momento preciso. Entre más memoria RAM hay disponible, más velocidad de respuesta se tiene al momento de utilizar un determinado programa. Esto se debe a que la memoria RAM no sólo almacena los datos necesarios para ejecutar dicho programa o aplicación, sino que transmite todos los datos “instructivos” necesarios para que el procesador realice la operación que se le solicita.

Al consultar nuestra comparativa de portátiles recuerda que, para tener un buen desempeño, es necesario que el ordenador que elijas tenga entre 2 y 8 GB disponibles en RAM. También vale la pena confirmar que sea de tipo estático (y no dinámico) debido a que esta no requiere actualizarse constantemente durante la actividad normal. Las memorias RAM estáticas se dividen en tres tipos básicos: DDR, DDR2 y DDR3. La DDR es la básica y es superada en velocidad por las otras dos versiones.

  • Memoria para almacenamiento

Este es el sistema de almacenamiento de datos que se utiliza como banco de información. Es aquí donde se guardan todos los archivos que se generan diariamente como los archivos de texto y las hojas de cálculo, donde se almacenan las fotografías que se toman, las imágenes que se descargan de internet, la música que se reproduce etc. También se mide en GB de capacidad.

En el pasado, la memoria de almacenamiento se reducía a la tecnología de disco duro (HDD), que implica tener unidades giratorias en las que se localiza la información con ayuda de una aguja. Aunque son eficientes y se siguen usando, en la actualidad existen unidades mejoradas como las SSD (solid state drive o discos sólidos) que ya no utilizan agujas, por lo que son más rápidas y eficientes, además de que son más duraderas y presentan menos problemas técnicos.

También existen las eMMc o tarjetas multimedia. Este es un tipo de pequeña memoria flash similar a la de una pendrive pero con mayor capacidad y estabilidad. Se utilizan mucho en los equipos pequeños y ultra delgados, lo mismo que en las tabletas, casi siempre acompañados de otros sistemas como los SSD. Sin importar el tipo de sistema de almacenamiento que se elija se debe recordar que  entre más GB se tengan, mayor será la capacidad de almacenamiento.

  • Tarjeta gráfica

Es una unidad independiente que también se conecta a la placa base (como el resto de los componentes para operar). En pocas palabras, se trata de un microprocesador que se encarga de trabajar los datos que son enviados al monitor, es decir, todo tipo de gráficos, imágenes y presentaciones visuales y videos.

Las tarjetas modernas mejoran la calidad en pantalla del video y las imágenes, dan soporte a los archivos de HD, evitan las caídas, interrupciones y bucles de operación y garantizan que todo se reproduzca en el tiempo adecuado con colores brillantes y contornos nítidos.

Hay tarjetas básicas que vienen integradas en el procesador. Estas son adecuadas para operaciones regulares como el trabajo con archivos de texto y la navegación en internet. Las grandes tarjetas que soportan archivos digitales de gran calidad son independientes  y son las que utilizan los equipos diseñados especialmente para diseñadores gráficos, especialistas en video y desde luego, para quienes ejecutan juegos de video de alta demanda.

  • Tipo de pantalla

Las pantallas de los nuevos ordenadores portátiles son todas de cara plana y se fabrican en materiales de última generación que evitan los reflejos, mejoran la salida de los colores y evitan las interferencias que afectan la nitidez y generan ruido de imagen generalizado. Las más populares son las de LED, que crean las imágenes a base de juegos de diodos miniatura que emiten luz de manera simultánea. También existen las OLED, que funcionan de forma similar, con la diferencia de que los diodos actúan de manera independiente al crea la imagen. Por otra parte están la de tecnología TFT, que usan hojas de transistores que permiten que cada pixel de la imagen se ilumine de manera individual. Estas últimas tienen una enorme cantidad de pixeles activos y a menudo también se les conoce como pantallas retina.

Las diferencias entre todas ellas son básicamente la energía que consumen (las de retina consumen mucho más que las LED y las OLED) así como la mejora de los contornos y los colores. Ninguna de estas opciones presenta el fantasma grisáceo que arruina la imagen cuando se la ve de lado como sucede con las pantallas cristal líquido (LCD).

  • Software:

Se trata sistema operativo y de las aplicaciones extra, como los antivirus. La mayoría de los tipos de ordenadores antes mencionados utilizan las últimas versiones de Microsoft Windows (8, 8.1 y 10) a excepción de los productos Apple, que utilizan su propio sistema Operativo Mac OS en sus distintas versiones. Windows se moderniza constantemente pero por lo general es menos estable que cualquiera de las versiones de Mac OS. Es por ello que muchos prescinden de él. No obstante, se debe tener en cuenta que Windows es bastante accesible y fácil de reparar.

Criterios  funcionales a tener en cuenta antes de comprar un ordenador portátil

Los criterios técnicos son los principales, no obstante, existen otros factores que tienen que ver con el uso y las necesidades individuales. A estos criterios los llamamos factores funcionales. Estos son los siguen y de la misma manera que los anteriores, te ayudarán a determinar cuando vayas a comprar un portátil, qué sistema y modelo es el más adecuado para ti.

  • Funciones

Es necesario que sepas que no siempre los mejores portátiles son los que tienen más funciones. Recuerda que más funciones en un ordenador portátil implica un gasto mayor. También implica la existencia de opciones de uso que sólo valen la pena si de verdad se aprovechan. No elijas el equipo que tiene más funciones, si no el que te resulte más practico en tus actividades.

  • Características técnicas (sistema operativo)

El sistema operativo más utilizado y por ende que se encuentra en la mayoría de los equipos es Microsoft Windows. Es cierto que existe el Mac OS de Apple, que aunque es muy estable y rendidor, es mucho más costoso y por lo regular exige de atención especial cuando llega a presentar fallos. Windows es la regla por ser económico, accesible, fácil de corregir y también de desinstalar y reinstalar. Considera esto antes de comprar un portátil.

  • Frecuencia de uso

Las PCs portátiles tradicionales y las ultrabooks son adecuadas para realizar tareas de moderada exigencia, así que son perfectas si las utilizas diariamente en la oficina, la escuela o el hogar. Si además de tus tareas habituales utilizas programas simples de diseño, las convertibles te servirán como tabletas de  dibujo gracias a su tecnología táctil. Si eres de las personas que únicamente utilizan su equipo para navegar y no para trabajar, con una netbook bastará

  • Accesorios

Los portátiles no suelen incluir accesorios más que cargador de batería y batería desmontable, pero si lo que buscas es un equipo que te brinde múltiples funciones, elige un convertible, que es ordenador y la a vez tableta.

  • Mantenimiento y recambios

En la actualidad, la mayoría de los técnicos especializados puede solucionar problemas comunes e inclusive reponer partes originales, pero para asegurar esto, es necesario adquirir marcas de prestigio que tengan centros de refacciones y de atención técnica. Los mejores portátiles de marcas de renombre suelen incluir garantías que permiten que el usuario se ponga en contacto con técnicos especialistas inclusive una vez vencido el tiempo de cobertura.

  • Marca y prestigio del fabricante

La marca es importante al momento de comprar portátiles porque determina el precio pero también las ventajas técnicas y funcionales. Por lo general, las marcas de prestigio son mucho más caras que las que recién se lanzan al mercado o las que se consideran de gama media-baja. En cuestión de precios, los equipos Apple se destacan, ya que su estabilidad en sistema y la alta calidad de sus componentes las convierten en equipos de alta gama cuyos precios están muy encima del resto. Otras marcas interesantes son, Lenovo, HP, Asus, Acer, Toshiba, MSI

A paso lento pero seguro

Los equipos tradicionales han pasado pronto de ser enormes marañas de circuitos del tamaño de un dormitorio como los 1950, a convertirse en pequeñas unidades de escritorio. Este cambio radical les permitiría entrar a los hogares comunes y corrientes de la población mundial, sin embargo, estos equipos siguieron en deuda con el usuario en cuando a portabilidad de trataba.

Aunque los modernos ordenadores de finales de 1970 eran más pequeños, aún resultaba bastante complicado cambiarlos de sitio y prácticamente imposible transportarlos con la mínima comodidad.

El día en que nació el primer portátil

El destacado ingeniero lan Kay sería una de las primeras mentes que buscaría no sólo crear ordenadores personales más ligeros, sino lanzar prototipos expresamente portátiles mientras trabajaba para del centro de investigación Xerox en Palo Alto, California a finales de 1970. Kay ya vislumbraba la creación de un equipo en forma de libro con una pantalla pequeña y delgada, y su premisa sería la base para que en 1979, William Moggridge desarrollara para Grid Systems un equipo con pantalla plegable cuya cubierta de magnesio lo convertía en el dispositivo más ligero se hubiera conocido previamente.

Los hijos pródigos de la industria

Era ya 1984 cuando “Apple Computers” presentó el ordenador “Apple IIc”, que contaba con una pequeña impresora integrada, además de que utilizaba un sistema operativo propio y una  pantalla LCD que se podría desmontar. El siguiente paso lo daría IBM, que crearía lo que se dio a conocer como PC convertible. Este equipo contaba también con pantalla desmontable pero añadía entradas para disquetes de 3 ½ y 3 ¼  y un modem interno.

La evolución de los ordenadores portátiles ha sido gradual pero nada insegura, pues desde los 80, los modelos han ido mejorando sin parar año con año. Es así como en 1991 aparece el primer equipo que se considera el prototipo de las modernas laptops y netbooks de la actualidad. Se trata de la PowerBook de Apple Computers, que presentaba un diseño muy práctico con un ratón fijo incorporado tipo “track ball”, el cual, revolucionaba la navegación en pantalla.

Los ordenadores portátiles de última generación

Ahora que los circuitos son realmente pequeños, no sufren de sobrecalentamiento y sobre todo, son capaces de realizar tareas antes inimaginables, uno es capaz de encontrar en el mercado todo tipo de PCs portátiles que van desde los más económicos y prácticos hasta los más modernas que están especialmente diseñadas para los usuarios que requieren de un alto rendimiento en actividades muy específicas.

Los ordenadores portátiles de última generación tienen un peso de entre 1 y 4 kilogramos de peso y hardwares internos tanto o más potentes que los de los equipos de sobremesa, además de que incorporan sistemas de almacenamiento muy estables que, pese a su pequeño tamaño, son capaces de almacenar grandes cantidades de datos.

En general existen ciertos criterios técnicos que definen los volúmenes de almacenamiento, el poder y la velocidad de sus procesadores y las características de sus circuitos especializados como los de tecnología en pantalla, sonido y procesamiento de gráficos.  Es muy importante tener una idea más o menos clara de lo que significa cada uno de estos criterios al hacer una comparativa de portátiles, pues son estos los factores que te ayudarán a determinar cuál es el mejor portátil para el tipo de operaciones que deseas realizar. Teniendo esto en consideración se tiene que, de acuerdo a dichos factores,  existen cinco tipos básicos de ordenadores portátiles.

 En conclusión:

Realizar una  elección de portátiles para tu caso puede parecer complicado, pero en realidad, siguiendo esta simple guía, es una tarea sencilla. Lo importante es tener bien definidas las actividades que quieres realizar, ya que eso determinará el tipo de componentes que debes buscar y por ende, el presupuesto disponible. Ya verás que teniendo esto en cuenta, no te sentirás defraudado al empezar utilizar cualquier modelo que elijas entre la amplia gama de ordenadores portátiles del mercado.

[thrive_leads id=’3746′]

Comments on this entry are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
0